Más allá de las definiciones ¿Qué significa SER MUJER en México?

Más allá de las definiciones ¿Qué significa SER MUJER en México?
Desde que tengo uso de razón siempre he escuchado las frases "Eso no es de niñas", "Las niñas no hacen eso", "Las muchachas bonitas no dicen groserías","Eso le pasó por ser mujer" y como bien dicen por ahí, uno se vuelve feminista con su propia historia y las historias de nuestras madres, abuelas, amigas y todas las mujeres que nos rodean.

Nos encontramos en el año 2022 y aún existe una brecha salarial determinada por el género en casi todo el mundo, las mujeres perciben un salario 34.3% menor al de los hombres por realizar el mismo trabajo, de acuerdo a la ONU mujeres México. Además de la terrible situación de violencia y acoso que vivimos las mujeres en este país, con la fatal cifra de 10 feminicidios al día. Situación que se agravó a partir de la pandemia, la corrupción, impunidad y falta de sensibilización por parte de las autoridades en México. Definitivamente SER MUJER es un acto de resistencia, rebeldía y hoy más que nunca estamos cuestionando cómo queremos habitar el mundo y hacer de este planeta un lugar en donde ser mujer no sea sinónimo de violencias o desigualdades.

Hoy se conmemora el 8M, una fecha dolorosa y de luto, más que celebrar nos unimos a todas las mujeres y colectivos que gracias a su valentía y lucha han logrado visibilizar y transformar la situación de muchas personas en este país, incluídos niñes y hombres.

Por todo lo anterior, nos parece importante abordar, cuestionar y resignificar ¿qué significa ser mujer en un país como México? De acuerdo a Wikipedia se define como un ser humano de sexo femenino que tiene diferencias biológicas con el varón, como la cintura más estrecha, cadera más ancha y pelvis más amplia. Está claro que esta definición además de ser sexista y reproducir estereotipos machistas, no refleja las distintas realidades y profundidad de ser MUJER.

Para visibilizar esta diversidad, hablamos con cinco poderosos seres con matices diversos que nos compartieron su visión y valiosas experiencias de ser una mujer en el siglo XXI. Lo que significa y qué es para ellas, su relación con la sexualidad y el placer, así como las dificultades con las que se han enfrentado a lo largo de su historia.
Paola Palazón

PAOLA PALAZON 

Edad: 41 
Signo: Sagitario
Intereses: Leer, viajes, cocinar
Profesión u Ocupación: Periodista, activista de la salud mental y madre.

¿Para ti qué significa ser mujer?

Ser mujer es una lucha, que a veces nos llena de adrenalina y emociones, pero que muchas otras es muy cansada. Es demostrar lo que valemos todo el tiempo. Es exigir respeto como personas, como seres humanos. Es exigir igualdad de derechos y de condiciones, porque no puede ser que unos genitales definan lo que somos y definan nuestros derechos. Es resistencia. Es miedo (aunque a veces no lo demostremos). Es estar expuesta a una violencia sistemática y normalizada constante. 

¿En qué punto, escenario o situación de vida el “género” empezó a influir en tu forma de ser y  de relacionarte con lxs demás?  

 El primer gran golpe de realidad fue cuando alguien me dijo: "yo no voy a tener una jefa mujer" y de allí empecé a ver y hacer más consciente sobre las violencias que vivíamos día con día. Esa fue sólo una gotita de muchas, no sólo de este personaje, sino de otros. Cuando fuí mamá me terminó de caer el veinte. La maternidad me hizo darme cuenta de lo desigual que es la sociedad y me hizo además tener una visión diferente de lo que esta lucha significa. Ya no es sólo por mí, sino por mi hijo, que es hombre y por mi pareja que también padece por este sistema patriarcal. Creo que irónicamente la sociedad no está preparada para las maternidades y si bien la maternidad ha sido romantizada y estigmatizada, la paternidad ha sido completamente invisibilizada a fuerza de reforzar estereotipos y roles de género muy machistas que terminan impidiendo que los hombres puedan ejercer su paternidad plenamente. Eso es cruel y sigue fomentando narrativas que no nos han hecho nada bien.

¿Qué te hubiera gustado que alguien te dijera cuando eras niña sobre ser mujer?

Que somos muy poderosas juntas y que juntas podemos cambiar al mundo. No me cayó el veinte tan rápido.

¿Qué ha sido difícil para ti de ser mujer en mundo heteropatriarcal?

Demostrar que mis genitales no me definen, que tengo los mismos derechos que cualquier otro ser humano. Que tengo el mismo potencial y en especial vencer el miedo a levantar la voz, a andar por la vida siendo mujer.

¿Qué te gustaría decirle a otras mujeres sobre sus procesos de vida?

Les diría que cuando una cambia, todas cambiamos. Que el cambio comienza con cuestionarnos todo lo que nos han enseñado generación tras generación, con cuestionarnos hasta nuestras propias acciones. Que todas podemos ser agentes de cambio, por más pequeño que creamos que es nuestro granito de arena o nuestra trinchera; y finalmente, les diría que el poder colectivo de las mujeres es capaz de sanar al mundo. Este mundo lo que más necesita es sanar y colectivamente tenemos que hacerlo.

¿Cómo has experimentado el placer y tu sexualidad siendo mujer?

La verdad nunca he sentido ningún tipo de freno sobre este tema. Ni siquiera presión social, más bien porque nunca le he hecho caso a la presión social. También me he desenvuelto en un ámbito (incluso en lo laboral) donde la visión sobre este tema no tiene estigmas hacía nosotras. Y las veces que me he conseguido con alguno pues me alejo de él.


"Y finalmente, les diría que el poder colectivo de las mujeres es capaz de sanar al mundo. Este mundo lo que más necesita es sanar y colectivamente tenemos que hacerlo".

- Paola Palazon

 

 

 

ERIN

“Creo que el golpe más fuerte fue entender mi propia misoginia internalizada y como esto se reflejaba en mis relaciones sexo-afectivas”.

ERIN 

Edad: 28 años 
Signo: Aries
Intereses: Los textiles tradicionales y la ropa/ peinados de época. 
Profesión u Ocupación: Trabajo en el colectivo de artesanos Por Bonita y soy artista del striptease.

¿Para ti qué significa ser mujer trans?

Creo que varias mujeres trans, como yo, fuimos engañadas. Se nos enseñó que en la vida debíamos asimilarnos al mundo cis y jamás ser vistas como trans, pero actualmente creo todo lo contrario. Mis experiencias me han permitido crear nuevas formas de ver la feminidad y la vida misma. El autoconocimiento al que tuve que enfrentarme para aceptar que soy una persona trans, es algo que muchos nunca han experimentado. Me he permitido tener una relación más saludable conmigo misma y con los demás, gracias a mis vivencias. Para mi ser trans significa ternura radical, como diría mi mana Lía la Novia Sirena.

¿En qué punto, escenario o situación de vida el “género” empezó a influir en tu forma de ser y  de relacionarte con lxs demás?  

Transicioné desde muy joven y mi expresión de género siempre fue muy femenina, por lo que navegué el mundo siempre desde la lente de la “otredad”. La mayoría de mi vida tuve pocas amistades debido a mi “divergencia” y desde ese momento entendí que mi manera de ser no era lo que se esperaba. La etiqueta de mujer llegó a mi hasta mis 16 años, pero siempre mi expresión de género influyó en la forma en la que me desenvuelvo y convivo con otras personas, fuese o no consciente.

¿Qué te hubiera gustado que alguien te dijera cuando eras niña sobre ser mujer?

En lo positivo: Me hubiera gustado que me dijeran que iba a crecer para ser una chica poderosa e inteligente, a lo mejor hubiera transicionado a más temprana edad. 

En lo negativo: Tal vez me hubiera gustado que me dijeran que habría personas que iban a tomar ventaja de mi feminidad. Que habrían hombres que utilizarían mi sexualidad y sensualidad en mi contra y para su beneficio y placer.


¿Qué ha sido difícil para ti de ser mujer trans en un mundo heteropatriarcal?

Siento que mi experiencia es bastante particular, pues desde que transicioné mi presentación de género siempre fue muy acercada a lo que se asume como mujer cis. Al ser una mujer trans “cis pasable” aprendí a navegar el patriarcado como las mujeres cis que han sido parte de mi vida. Aprendí a comportarme como una “dama” pues previamente no tenía acercamiento a otras mujeres trans y/o acceso a formas saludables de expresar mi identidad. Creo que el golpe más fuerte fue entender mi propia misoginia internalizada y como esto se reflejaba en mis relaciones sexo-afectivas. También pienso que no hubiera puesto tanto hincapié en ser “pasable” sin el escrutinio de los cánones machistas sobre ser mujer. 

¿Qué te gustaría decirle a otras mujeres y mujeres trans sobre sus procesos de vida?

Todas somos diferentes, únicas y especiales. A veces somos el peor verdugo para nosotras y otras mujeres, debemos de tener más compasión y entendimiento por nosotras mismas. No nos dejemos engañar por las necesidades de los onvres, no necesitamos ser perfectas para ser exitosas y ¡si se puede tener todo lo que deseas sin comprometer tus límites personales! Nuestras experiencias son parte de lo que nos une como mujeres y no podemos dejar que nos separen las terfas (adiós mis cielas).

¿Cómo has experimentado el placer y tu sexualidad siendo mujer trans?

He aprendido a reconectarme con mis necesidades afectivas desde que transicioné. Siento que antes de auto identificarme como mujer vivía mi sexualidad a las necesidades de mi(s) pareja(s) y también como forma de llenar mi necesidad de “sentirme mujer” desde el sexo. Ahora creo que me enfoco más en sentirme plena desde mi sexualidad, amo sentir que mi cuerpa es mía, que tengo autonomía y agencia sobre ella. Además, ahora puedo compartir mi sexualidad con mi pareja sexo-afectiva de maneras más saludables y restablecer el placer como prioridad.

"Me hubiera gustado que me dijeran que iba a crecer para ser una chica poderosa e inteligente, a lo mejor hubiera transicionado a más temprana edad".

- Erin Ramírez 

 

 

La Pajara

“Ser Mujer es hacerlo todo de todas las maneras en todos los sentidos de todos los modos posibles al mismo tiempo”.

ADRIANA OLIVERA

AKA “La Pájara”
Edad: 60 años 
Signo: Escorpión 
Intereses: El arte en todas sus expresiones, la naturaleza y sus mundos, la interacción humana, y el espacio inconsciente onírico y de la institución. 
Profesión u Ocupación: Actriz, diseñadora de vestuarios, diseño de moda, burlesquera y madre.

¿Para ti qué significa ser mujer?

Ser: humana de la especie terrestre del género femenino nacida en París criada en México, formada en las artes escénicas como actriz y diseñadora de vestuario, madre de Fátima, hija de Yvonne, socia con 12 diseñadoras de la tienda de moda Cooperativa 244 y después Colectivo 7, hoy Burlesquera. Ser Mujer es hacerlo todo de todas las maneras en todos los sentidos de todos los modos posibles al mismo tiempo...

¿En qué punto, escenario o situación de vida el “género” empezó a influir en tu forma de ser y  de relacionarte con lxs demás?  

Creo que la primera vez que sentí una incomodidad de género humano fue en el Liceo. En mi primer año la maestra me castigó dejándome en el patio de los hombres a la hora del recreo, no recuerdo que los niños me hicieran algo malo, seguro me preguntaron por qué estaba allí, más no olvido el malestar físico que sentía, una invasión de rojo en todo mi ser, el aturdimiento me tenía paralizada y sólo pensaba “¿que pude haber hecho para ser castigada?” “¡no entender el francés!” Hoy pasados los años y varias situaciones abusivas después, reflexiono en nuestra capacidad de que ser opresor y oprimido no tiene género.

 ¿Qué te hubiera gustado que alguien te dijera cuando eras niña sobre ser mujer?

Enjoy the ride! Y cuando llegue el periodo no lo vivas como la maldición, haz una alianza con la tierra echando algo de tu sangre.

¿Qué ha sido difícil para ti de ser mujer en un mundo heteropatriarcal?

Para empezar, nacer en un ambiente privilegiado donde madre y padre se han realizado educacional y profesionalmente, vivir en entornos en general respetuosos de la “igualdad”, en casa, en las escuelas y en el ambiente del teatro viviendo experiencias en los casos de complicidad y comunidad. Los casos de patrón patriarcal se dieron más en el medio del cine y de la televisión que son en principio estructuras piramidales de autoridad director productor. Tratos groseros o abusos de poder, hasta un despido a gritos sin ninguna razón de ser, y la observación de seducción de actrices y actores por papeles, además de productores llevando a sus ligues al plato. Prácticas permisivas en mis tiempos y trato machista de mujeres.

¿Qué te gustaría decirle a otras mujeres sobre sus procesos de vida

Desarrollar la escucha de la intuición y la observación de nuestro cuerpo físico y onírico, confiar en que podemos hacer todo por naturaleza sin neurosis de perfección y tener amigas.

¿Cómo has experimentado el placer y tu sexualidad siendo mujer

El placer de la autogestión desde pequeña no me lo prohibieron, pero entendí que era en privado. Y en el intercambio sexual me fue bien, amantes traviesos, juguetones, cachondos, cómplices de juegos y otros torpes, aburridos e inseguros. Pasaba muy rápido de un enculamiento a estar enamorada y desear estar en pareja y allí terreno frágil y tierra de maltrato. En la ecuación ideal algo de la paz y sabiduría de la edad con el cuerpo y líbido de los 40.


"Enjoy the ride! Y cuando llegue el periodo no lo vivas como la maldición, haz una alianza con la tierra echando algo de tu sangre".

- Adriana Olivera 

 

Melissa Nava
“Ser mujer es intenso, delicioso, desafiante y bellísimo”. 


MELISA NAVA

Edad:  38 años 
Signo: Acuario
Intereses: Danza, sexualidad, BDSM, redes sociales, crianza, hongos, yoga, 420, artes plásticas, plantas y feminismo. 
Profesión u Ocupación: Diseñadora de la comunicación gráfica con especialidad en diseño editorial por la UNAM-Xochimilco, trabajadora sexual en línea, entusiasta de la educación sexual positiva e integral. 

¿Para ti qué significa ser mujer? 

Es ir adelante aprendiendo que nada te define, que tú puedes crear ese esquema que te describe a tí. Ser mujer es algo que se está reescribiendo y lo estamos haciendo en comunidad. Ser mujer hoy es ir en contra del sistema. Ser mujer es también observar cómo nuestras ancestras tuvieron que vivir y ser empáticas con sus vivencias. Ser mujer es querer construir un mejor mañana para las que vienen tras nosotras. Ser mujer es un privilegio que está generando cambios históricos. Ser mujer es intenso, delicioso, desafiante y bellísimo.

¿En qué punto, escenario o situación de vida el “género” empezó a influir en tu forma de ser y  de relacionarte con lxs demás?  

Vengo de una familia mexicana, conservadora y católica de hueso colorado. Quedé huérfana de padre, en el terremoto del 85, mi mamá apenas tenía 25 años y ya era viuda con una niña de año y medio de edad. Su familia nos absorbió porque creyeron que no podríamos estar solas. La forma en la que fui criada fue tremendamente confusa, por un lado un sentimiento de que eres suficiente y por el otro, "necesitas un hombre a tu lado para poder sobrevivir". Esas actitudes orillaron a mi madre a volver a casarse, y la persona con quien lo hizo, comenzó a abusar psicológica y físicamente, de nosotras, a las semanas de casados. Nunca nos pudimos ir, ella sigue allí, aunque es una mujer con bienes y trabajo remunerado, la sociedad la hizo creer que no debe estar sin un hombre, aunque la violente. Yo decidí salirme de allí y después de terapia, entendí que no puedo salvar a nadie, más que a mí y crear una nueva narrativa para mi descendencia.

¿Qué te hubiera gustado que alguien te dijera cuando eras niña sobre ser mujer?

Hubiera sido maravilloso poder ver mujeres independientes, que no fueran humilladas por serlo. Es que a mí me enseñaron que ser una solterona no era una decisión propia, que era un castigo por ser como deseabas ser. Me hubiera encantado ver a mujeres con cuerpos no hegemónicos, siendo felices; siendo las protagonistas en los medios, disfrutando de sus corporalidades, recibiendo placer y amor, no sólo siendo las bulleadas que tienen que cambiar para poder encajar y ser merecedoras de una vida digna. Hubiera amado que alguien me dijera que ser una mujer plena no dependía de mi capacidad para engendrar y criar, y que estaba bien decidir no hacerlo.

¿Qué ha sido difícil para ti de ser mujer en mundo heteropatriarcal? 

Abrir los ojos y verme criando a dos niñas. Yo me supe objeto de opresiones y violencias, toda mi vida y dolía, pero era soportable. Ver a mis hijas, en ese precipicio me rompe el alma. Ellas me impulsaron a levantar la voz, a ocupar espacios, a decir "no más", a alejarme de personas que no aportan más que violencia e ideología misógina. Mis hijas son esa fuerza extra, que me hace enfrentar el ciberbullying y no dejar mi objetivo. Quiero ver generaciones que no se odien y repriman, como las anteriores donde hemos sido obligadas.

¿Qué te gustaría decirle a otras mujeres sobre sus procesos de vida?

Que hablen, que sean vocales, que se acerquen a redes de mujeres. Algo que amo de este momento es el apoyo entre mujeres. No estás sola, aquí habemos más que hemos vivido cosas similares a tí. Queremos ayudarte, queremos escucharte, queremos acompañarte. Habla, sácalo desde donde lo tengas enterrado. Escúpelo. Hazlo visible.

¿Cómo has experimentado el placer y tu sexualidad siendo mujer?

Desde la resistencia, desde la rebeldía, desde el conocimiento. Se me dijo que mi corporalidad gorda no merecía placer, no debía ocupar espacio, no necesitaba ser escuchada, no debería ser vista, no había necesidad de que fuera explorada y no más. Estaba harta de bajar la cabeza y asentir. Comencé a conocerme, a sentirme, a escucharme, a mirarme sin asco. Comencé a compartirme en redes sociales y conecté con personas férreas que también estaban cansadas de negarse a sí mismas y con personas que no habían observado lo que la sociedad les estaba arrebatando; así acepté y abracé mi vocación. Salí de algunos clósets que me fueron impuestos en mi familia materna e hice a un lado el miedo.

 

"Me hubiera encantado ver a mujeres con cuerpos no hegemónicos, siendo felices; siendo las protagonistas en los medios, disfrutando de sus corporalidades, recibiendo placer y amor, no sólo siendo las bulleadas que tienen que cambiar para poder encajar y ser merecedoras de una vida digna."

- Melisa Nava 

 

 

Marbella

“No podría enunciar una dificultad ligada al hecho de sólo ser mujer. Siempre tengo que ponerlo en perspectiva y mirar mis experiencias desde las diversas opresiones que me han atravesado”.



MARBELLA FIGUEROA

Edad: 29 años 
Signo: Aries
Intereses: Amo el chocolate y me fascina bailar, hacer collage es mi espacio y momento seguro. 
Profesión u Ocupación: Creadora plástica, makeup artist en formación y podcastera en Afrochingonas. 

¿Para ti qué significa ser mujer?

No tengo respuesta concreta. Definitivamente mi idea sobre el significado de ser mujer ha cambiado a lo largo del tiempo. En este momento, tampoco es algo que me interese definir por completo. 

¿En qué punto, escenario o situación de vida el “género” empezó a influir en tu forma de ser y  de relacionarte con lxs demás?  

Me asumo como una persona negra, afromexicana. Honestamente, desde mi experiencia siempre ha influido más mi identidad racial que el género. Aunque fui criada en una familia “tradicional” y los roles de género estaban muy marcados, la cuestión racial es algo que ha atravesado a mi familia, por ende mi vida de forma contundente y directa. Tengo mayor claridad en mi proceso de autodescripción como afrodescendiente porque es una lucha que comparto con mis padres, hermanos, primas, tías, etc. 

¿Qué te hubiera gustado que alguien te dijera cuando eras niña sobre ser mujer?

Me hubiera gustado que otras mujeres compartieran sus experiencias desde el amor y el respeto. Conocer visiones distintas y no encasillar el ser mujer en actitudes determinantes. Me hubiera gustado recibir mensajes alejados de la culpa, la vergüenza, el castigo y más enfocados en el disfrute, el juego y la diversión. 

¿Qué ha sido difícil para ti de ser mujer en mundo heteropatriarcal?

No podría enunciar una dificultad ligada al hecho de sólo ser mujer. Siempre tengo que ponerlo en perspectiva y mirar mis experiencias desde las diversas opresiones que me han atravesado. En ese sentido puedo hablar del hecho de ser negra y gorda, es decir habitar un cuerpo racializado.

¿Qué te gustaría decirle a otras mujeres sobre sus procesos de vida? 

Somos seres impermanentes e incongruentes. Todos los procesos son abono para el crecimiento. 

¿Cómo has experimentado el placer y tu sexualidad siendo mujer?

Una vez más no podría hablar de esto sólo desde mi “ser mujer”. Mi cuerpo (de mujer negra y gorda) ha sido puesto en un sitio extraño de ambigüedad. Por un lado el rechazo, la burla y la vergüenza me han sometido por mucho tiempo. Por otro lado, la hipersexualización y la creencia racista de que los cuerpos como el mío siempre están calientes, me ha llevado a desconectarme de lo que realmente quiero y necesito.

En este momento de mi vida estoy enfocada en disfrutar por mí, dejar de hacer caso a los mandatos externos y disfrutar(me) sin culpa ni vergüenza. Creo en el placer como una potencia política y colectiva, en ese sentido estoy aprendiendo a descentralizar mi idea de placer, pensar en el placer sexual ya no me es suficiente, estoy en búsqueda de una experiencia de vida placentera en todos los sentidos.

"Creo en el placer como una potencia política y colectiva, en ese sentido estoy aprendiendo a descentralizar mi idea de placer, pensar en el placer sexual ya no me es suficiente, estoy en búsqueda de una experiencia de vida placentera en todos los sentidos".

- Marbella Figueroa 

 

FIN DE ENTREVISTAS 

  

En nombre de todo el equipo de La Eroteca, queremos agradecer profundamente a cada uno de los seres que se abrieron y compartieron sus experiencias, que si bien nos faltarían páginas para poder expresar todo lo que significa SER MUJER en México, nos abre un panorama sobre la diversidad y múltiples formas de SER HUMANA.

En la Eroteca creemos y apoyamos un feminismo interseccional trans incluyente, porque las violencias machistas y cis heteropatriarcales colonialistas nos afectan a todxs los cuerpos que habitamos en este planeta de formas distintas y es importante empatizar con otras realides y reconocer las violencias y privilegios que nos atraviezan.

Ser mujer no tiene que ver con los genitales, la feminidad o encajar en un modelo específico, cada persona se define desde su propia experiencia. Somos una fuerza colectiva y lo más importante es que somos dueñas de nuestras propias historias, te invitamos a comenzar a deconstruir esos moldes que durante toda nuestra historia nos han establecido y comenzar un proceso de autoexploración, conciencia y placer

Conviértete en un Activista del Placer

Conviértete en un Activista del Placer

Placer y Pride

Placer y Pride

¿Se puede disfrutar del sexo y erotismo durante el embarazo?

¿Se puede disfrutar del sexo y erotismo durante el embarazo?

Todos los comentarios serán moderados antes de ser publicados*