Placer es…compartir juguetes eróticos

Placer es…compartir juguetes eróticos

La Eroteca presenta: experiencia con manga masturbadora Tenga. 

Experiencia narrada por : “G y M” 34 y 32 años, activistas del placer.

Editado por Iraís Bermejo y Elle Maillard | Fotografías de La Eroteca y Pexels. 

 

"G" nos cuenta a detalle su experiencia con Manga Masturbadora Tenga

Hace unas semanas visitamos un bazar, mi acompañante y yo encontramos el stand de La Eroteca, nos llamó la atención su colección de BDSM para principiantes. 

Luego de explicarnos todos los juguetes y objetos de placer que tienen en su selección Estimuladores para penes, me convencí de comprar una manga masturbadora de Tenga. Ya conozco la marca, tengo un huevito masturbador que me encanta, así que la manga sonaba como un buen upgrade. 

 

Nos enseñaron las dos entradas del juguete, me pareció padre que tuviera dos texturas distintas, dos en uno, pensé. Elegimos un lubricante vegano y con vitamina E para completar el kit

La primera vez que exploré la manga masturbadora de Tenga fue en compañía, con la ayuda del juguetito vivimos la fantasía de hacer un trío. La segunda vez, lo usé en solitario. Me tumbé en la cama y comencé a recordar momentos hot, caras, gestos, olores, poco a poco comencé a sentir una erección. Se me antojó probar la parte más dura del juguete, fue muy interesante explorar diferentes ángulos, las sensaciones fueron distintas con cada cambio, exploré hasta encontrar el patrón más rico. La manga es muy fácil de usar, recomiendo usar bastante lubricante para mejorar las sensaciones. También recomiendo un automasajito post orgasmo, naturalicemos el aftercare después de la masturbación.

 

 

"M" nos cuenta su experiencia de placer en pareja con La Eroteca:
"G" y yo siempre hemos sido curiosos, nos gusta explorar, tener experiencias distintas. El juego, la diversión y la complicidad nos erotizan. 

 

Conocimos los huevos  y mangas masturbadoras para pene en el stand de La Eroteca en un bazar. En la asesoría personalizada nos dieron a probar diferentes lubricantes, nos encantó conocer la variedad de sensaciones en la piel de acuerdo con cada uno. Nuestros favoritos fueron Überlube y For All folks, son totalmente distintos, Überlube tiene una sensación aterciopelada; y For All Folks es más líquida, fresca, casi como estar dentro de un alberca. 

 

                                               

Nos enseñaron todas las opciones para el placer en pareja y decidimos comprar un huevito texturizado y la manga masturbadora de Tenga. Desde ese momento, comenzamos a planear nuestro próximo encuentro erótico con algún juguetito nuevo. 

Nuestro ritual erótico comenzó con dos copas de vino, coqueteo y caricias por aquí y por allá, como que no quiere la cosa. “G” tiene una mirada, un gesto que conozco bien, es la señal de que llegamos a un punto sin retorno, a partir de este momento sé que todo es fantasía. 

Luego de una sesión larga de besos, abrimos la manga masturbadora Tenga y los dos exploramos con nuestros dedos sus dos entradas. Una es más suave, los pliegues internos son sutiles, delicados. La otra entrada es más rugosa, incluso un poco más apretada, tiene ondas y patrones más robustos. Ambas partes del juguete son muy placenteras al tacto. 

Se nos antojó abrir el lubricante überlube, nos sorprendió que una cantidad muy pequeña es suficiente para más de una zona del cuerpo. Su textura es deliciosa, aterciopelada y siento que me hidrata de inmediato la piel. Este es un plus que me encantó. Luego de unos minutos de exploración mutua, abrí la manga Tenga, puse la boquilla suave en la cabeza del pene y dejé que resbalara hacia abajo lentamente, sólo dejando que la gravedad y el propio peso del juguete fueran marcando la velocidad y presión. Pude ver en la cara de “G” que la sensación era agradable porque cerró los ojos, puso una sonrisita y se acomodó, listo para ser consentido. Exploré con la velocidad, el ritmo y la profundidad. 

   

                                               

La manga es muy ligera así que se puede jugar con ella sin que se canse la muñeca, al contrario, al ser liviana se puede mover fácilmente. Decidí sentarme sobre su pecho, dándole la espalda, de inmediato se me vino a la mente una imagen muy hot: me imaginé que otra persona entraba al cuarto y se sentaba sobre el pene de “G”. Mi cómplice se emocionó mucho cuando le compartí lo que estaba en mi mente.  Después de un rato, cambié la boquilla del juguete, decidí usar la parte menos suave para darle a “G” la sensación de estar dentro de otro cuerpo, también los movimientos cambiaron, comencé a mover la manga de forma más intensa, más rápida, y con la otra mano acaricié sus piernas con uñas. 

La manga Tenga nos ayudó a hacer más vívida esta fantasía, fue como tener un trío. Tanto así que ya está en nuestra lista de propósitos eróticos de este año. 


¿Te gustaría una asesoría y acompañamiento? En nuestra página laeroteca.mx tenemos un chat donde puedes contactarnos para resolver cualquier duda. También siguenos en @laeroteca y @laeroteca.social, ahí encontrarás más contenidos educativos y sexys.

 

¿Tener sexo te hace más feliz?

¿Tener sexo te hace más feliz?

¿Cómo mantener una relación afectiva y sexual a distancia?

¿Cómo mantener una relación afectiva y sexual a distancia?

Todos los comentarios serán moderados antes de ser publicados*