¿Hay goce en la elección de ser o no ser madre?

¿Hay goce en la elección de ser o no ser madre?

 Entrevista por: Elle Maillard

Corrección de estilo y edición: Mariana Guillén y Constanza Terranova

Este EROblog se creó en conjunto con tres mujeres que nos compartieron sus aproximaciones y experiencias en torno a la decisión de ser o no ser madres, y cómo la conexión con el placer y el erotismo ha sido una guía para ellas. 

 

Cynthia, (32 años - Virgo) optó por la maternidad, es madre feminista, apasionada por el diseño de joyería y la creación de futuros más inclusivos y equitativos. Su emprendimiento "Sagrada Feminidad" inspirado por la belleza y la expresión personal, combina la creatividad con su compromiso con el feminismo para diseñar piezas únicas que celebran lxs cuerpxs y empoderan a quienes las llevan. 

 

Irán (43 años - Capricornio) es maestra en Políticas Públicas y Género. Decidió no ser madre. Es ponente y tallerista sobre las no maternidades por elección. Es entusiasta del poder de las conversaciones, de la construcción de comunidades y del tema de los cuidados desde una perspectiva socio-ambiental. Co-fundadora de Nunca Madres, colectivo que tiene como objetivo crear conciencia y generar mayor visibilidad de las no maternidades en México y Latinoamérica.

 

Isabel (41 años - Aries) también co-fundadora de Nunca Madres, es Financista y Negociadora Internacional de profesión, siempre se ha interesado en temas sociales que afectan particularmente a las mujeres. Decidió no ser madre y desde entonces dedica gran parte de su tiempo a educar y crear conciencia para que las personas entiendan las no maternidades como una opción válida y respetable. 

Cynthia, Irán e Isabel nos compartieron cómo llegaron a sus diversas decisiones en torno a la maternidad y el proceso que atravesaron, también hablaron sobre cómo esto se refleja en su relación con el placer, el cuerpo y el erotismo. 

Partiendo de que la maternidad no es algo inherente a las mujeres, que es una decisión que no está preestablecida por el género y es una experiencia humana que tenemos la opción de elegir, invitamos a estas mujeres a compartirnos su experiencia sobre la elección de ser o no ser mamá.  

Irán nos contó que conocer las implicaciones de la maternidad en su contexto, así como la eco-ansiedad, un término relativamente nuevo que refiere a la angustia ante la situación ambiental del planeta: contaminación, falta de agua, sobrepoblación, migraciones forzadas, etc., fueron algunas de las consideraciones que tuvo para decidir no ejercer la maternidad. 

“En el contexto en el que vivo, son las morras las que acaban ejerciendo el trabajo de cuidados y crianza, teniendo que -muchas veces- tener triples jornadas laborales: la de ser profesionistas, la de ser madres y las administradoras del hogar, estas 2 últimas sin ser retribuidas ni reconocidas”.  “Sabía que la iba a pasar mal, por un lado hubiera querido ser una madre muy presente, pero por otro, me hubiera generado sentimientos de “culpa” no poderlo hacer por no dejar la chamba”.

Isabel tuvo una aproximación distinta, ya que el contexto social en el que creció fue tradicional.

 

“Yo no entendí que la maternidad era una opción hasta que tuve 33 años”. 

 

“En ningún momento de mi niñez o adolescencia alguien me dijo que ser mamá no era obligatorio. No tenía claro cuándo ni cómo, pero estaba segura que ese era mi destino”. Isabel compartió que durante su proceso terapéutico descubrió que “la maternidad no era una obligación”.

 

“Me di permiso a mí misma de ser honesta con respecto a mi deseo de maternar. Yo decidí no ser madre simplemente porque no quiero ser madre”.

 

Luego de tomar su decisión encontró más razones para no ser madre, reiterando que es la decisión correcta para ella. En el camino descubrió que la base de su decisión es la falta de deseo.

El deseo también fue un factor determinante para Cynthia, quién optó por la maternidad, consciente de que ha tenido una maternidad privilegiada al tener acompañamiento, información y una intención potente de ser madre. Así como con mis hijos he sentido el amor infinito, también es muy retador”.

"Mi decisión de ser madre se basó en un profundo deseo personal de experimentar la maternidad."

Les preguntamos respecto a la conexión con su cuerpo y placer. Quisimos explorar si esta era una guía para ellas con respecto a la decisión de cada una.

Irán expresó que desafortunadamente no. “Siempre nos han enseñado que lo que pasa por la cabeza “vale más” que lo que pasa por el cuerpo. Y no hay nada más falso que eso, porque el cuerpo muchas veces ya sabe lo que realmente quieres. Al callar nuestro cuerpo, también silenciamos a la intuición. Por eso a veces cuesta tanto trabajo tomar esta decisión”.

Irán nos invita a preguntarle a nuestro cuerpo, no sólo a la cabeza: “¿qué sensaciones tenemos en la panza, en la tripa, en la piel, etc.? Ahora que estoy resignificando la relación que tengo con mi cuerpo, lo escucho más y sé que juega un papel fundamental en cualquier decisión de vida que tenga”. 

En contraste, Isabel sí experimentó esta conexión profunda entre el cuerpo y su deseo. 

 

“Mi placer más grande, aquello a lo que más valor le doy en mi vida, es la tranquilidad. Yo sabía que ser madre me quitaría esa tranquilidad”.


Para Cynthia la conexión entre el cuerpo y su capacidad de experimentar placer también fueron aspectos importantes en su decisión. Me permitieron sintonizar con mis deseos y necesidades, y evaluar cómo la maternidad podría afectar mi vida en términos de placer y satisfacción personal”.

También profundizamos en sus sentipensares y experiencias en torno a la maternidad y el erotismo. Tanto Irán como Cynthia concuerdan en que hay una desvinculación entre ambos conceptos por cuestiones religiosas y sociales

“La figura de la madre es sagrada y venerada, mientras que el placer y el erotismo expresados a través del lente femenino son temas que muchas personas aún relacionan con algo sucio y degradante”, explica Irán. 

Cynthia nos contó que al hacer una sesión de fotos boudoir, un estilo fotográfico que busca capturar la intimidad y sensualidad de una persona, algunas mamás la dejaron de seguir en redes sociales. 

“Cómo si ser mamá estuviera peleado con la sexualidad”.  

Isabel habló de algo muy interesante: la ligadura de trompas, uno de los métodos anticonceptivos más recomendados para las personas que no desean ser madres. Esa cirugía significó la cimentación de mi decisión frente al mundo, fue una acción clara de autonomía corporal, fue una postura política. Después de esa cirugía me sentí más segura de mí misma, más en control de mi cuerpo, con menos preocupación de quedar embarazada por accidente y eso hizo que mi placer aumentara de manera considerable”.

Sabemos que los cuestionamientos en torno a cualquier decisión autónoma que toma una mujer nunca falta, vayan o no con lo establecido. Irán comenta que comunicar que no se quiere ser madre, siendo mujer heterosexual y casada, es como “salir del closet”. Y agrega que los rumores y chismes sobre la capacidad física no se hacen esperar. Irán nos dice:

 

“No solo tienes que comunicar que no quieres ser mamá, si no que tienes que salir a la defensa de tu decisión.”

 

Isabel por su parte, como buena salida de closet, comenta que muchas personas, incluso extrañxs en sus redes sociales, asumen que “es una fase”, luego, nunca falta la pregunta: “¿quién te cuidará cuando seas grande?” y la amenaza sobre el arrepentimiento y la muerte en soledad. 

“Al comienzo me molestaba mucho que no me creyeran y que cuestionaran mi decisión. Detesto que me infantilicen, experiencia que las mujeres vivimos de manera recurrente. Después de un tiempo decidí soltarlo y ahora escucho o leo los comentarios y ya no me afecta”.

Cynthia reflexiona sobre transitar los prejuicios y las imposiciones de roles de género: “En ocasiones ha sido un desafío, pero me mantengo firme en mi creencia de que todas las personas tienen el derecho de tomar decisiones sobre sus propias vidas y sobre todo sus cuerpxs, y continúo luchando por un mundo donde todas las decisiones sean respetadas y validadas, independientemente del género”. 

 

“Me niego a dejar que los estereotipos de género dicten mis elecciones

 

 

Irán, por su parte, grita su historia y activismo sobre la autonomía corporal desde Nunca Madres, en colaboración con Isabel, quien hace lo propio hablando abiertamente sobre su decisión de no ser madre para que más mujeres entiendan que tienen la posibilidad de escoger, y que esa decisión les pertenece únicamente a ellas. Juntas trabajan para representar y ser referente de mujeres que experimentan vidas diferentes, pero igual de valiosas y enriquecedoras que la vida de una mujer que ha decidido ser madre.

Queremos agradecer a Cynthia, Irán e Isabel por compartir su intimidad con nosotras. Creemos que sus experiencias pueden ser reveladoras para otras personas que también se cuestionan la maternidad.

También reconocemos el esfuerzo de todas las mujeres que ganaron batallas para que hoy existan espacios como éste, donde podemos explorar la maternidad como decisión y no como obligación. Para nosotras ser madre es una elección que deberíamos tener la oportunidad de ejercer o no, sin recibir ningún tipo de cuestionamiento.

En La Eroteca respetamos y celebramos ambas posturas. Creemos que es posible construir comunidades donde intercambiemos nuestras experiencias para pensar futuros donde podamos encontrarnos y desencontrarnos sin prejuicios, cualquiera que sea la decisión sobre nuestra vida y nuestrx cuerpx. 

Si quieres conocer más sobre la no maternidad te recomendamos seguir a Irán e Isabel en Nunca Madres, colectivo que tiene el objetivo de crear conciencia y generar mayor visibilidad de las no maternidades en México y Latinoamérica, siempre con respeto hacia las maternidades. Su objetivo es informar, apoyar y acompañar a mujeres que estén en el proceso de decidir si quieren o no ser madres; y a aquellas que ya han tomado la decisión y que buscan ser parte de una comunidad de personas similares. Lo anterior, sin desconocer que existen otras circunstancias, realidades y situaciones violentas que no permiten a algunas personas decidir libremente sobre su cuerpo, ni decidir si desean o no ejercer la maternidad.

Instagram:@nuncamadres

FB: facebook.com/nuncamadres

También te recomendamos el proyecto de Cynthia, Sagrada Feminidad es una marca de joyería que desafía los estándares convencionales al celebrar la belleza y la singularidad del cuerpo femenino a través de sus diseños. Cada pieza es una obra de arte que rinde homenaje a la anatomía de nuestros cuerpxs, empoderando a cada mujer que los usa. Sus diseños no son sólo un accesorio que desafía tabúes y promueve la aceptación de los cuerpos, también son un recordatorio de la belleza y la fuerza intrínseca de nosotras.

Página: www.sagradafeminidad.com

Instagram: @sagradafem

Si quieres leer más contenidos como este, síguenos en nuestras redes y no te pierdas de nuestras próximas actividades y talleres en La Eroteca:

Instagram @laroteca

YouTube /@la_eroteca

Sirenas, dominatrices y poder erótico

Sirenas, dominatrices y poder erótico

El placer negado

El placer negado

Todos los comentarios serán moderados antes de ser publicados*